Carlos Urquijo y Garibay

La Asociación Esteban de Garibay, presidida por el ex delegado el gobierno del PP en Euskadi, Carlos Uquijo, ha comenzado su andadura a finales de enero. La organización, que lleva por nombre al cronista de Felipe II, pretende normalizar, en palabras de su fundador, el sentimiento vasco y español, desdibujado, según declara, por el nacionalismo vasco y/o ETA. Resulta asimismo chocante que su nombre aluda al del cronista mondragonés, segundo escritor en lengua vasca, y que ninguno de la junta, entre quienes están Savater o Conchita Martín, sepan euskera, amén de que ni su web ni redes sociales expresen ni una sola palabra en el idioma de Garibay.

Tampoco se ha de pasar por alto su declarado carácter transversal, cuando casi todos sus miembros, desde Urquijo hasta Fanjul, son o han sido del PP. Y roza el colmo que esa supuesta normalización que persigue –porque ser abertzale no es normal– pase por el apoyo a la caduca Constitución del 78, que ni fue votada en Euskadi ni apoyada por AP, germen del PP, a quien también perteneció Urquijo.


Estamos pues ante otra intentona del PP y del constitucionalismo trasnochado de intentar penetrar en una sociedad civil que le da la espalda, como ya hicieran sus juventudes intentando crear su propia asociación estudiantil en la UPV/EHU y que no tuvo casi recorrido, como tampoco lo tendrá este nuevo club cuya identidad política y poco plural están perfectamente a la vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GAUR

NA+, entre medios y pactos

Texto publicado en Diario de Navarra Leer en medio original -- Que la guerra por la estabilidad de pactos en España se esté librando ...