Huarte. Cuando el sistema parlamentario es una broma

Texto publicado en Diario de Navarra (13-VIII-2019)
Leer en medio original
--
Amparo López
Fte.: Diario de Navarra

La palabra ‘uharte’ – castellanizado ‘huarte’ – significa ‘isla’ en euskera. Una denotación excelente para el escenario que vive desde el mes pasado el pueblo homónimo de Navarra, donde un extraño pacto entre una plataforma independiente y los dos concejales de Na+ hicieron alcaldesa a la única edil socialista, es decir, la última fuerza política del consistorio. El PSN, isla a la deriva en Huarte/Uharte, ha conseguido sin preverlo una alcaldía con una sola concejala, Amparo López, en un pacto de investidura a tres donde el único propósito era apartar del poder a Alfredo Arruiz (EH Bildu), ganador de los comicios con cinco concejales sobre trece. El Grupo Independiente de Huarte (GIH), principal oposición, distaba a uno solo de los abertzales.

No se recuerda nada parecido en democracia. El sistema político español, a través de su forma parlamentaria, supedita toda toma de poder al principio de la mitad más uno, de lo cual se han podido derivar cosas tan curiosas como la reciente moción de censura contra Rajoy. Eso significa que por medio del acuerdo se puede gobernar sin haber ganado las elecciones, cosa harto sabida. Pero es necesario tener un mínimo de altura de miras: no se puede aupar al máximo cargo de responsabilidad política a una fuerza que dista años luz de la primera.

Por otra parte es totalmente ilícito que el partido ganador de toda Navarra manifieste su discrepancia con que la socialista María Chivite le quite la presidencia, después de un caso como el que atañe. No se debe olvidar que Huarte tampoco es una isla: se trata nada menos que del 19º municipio más poblado de la Comunidad, con más de 7 000 habitantes – Navarra tiene casi 300 municipios y casi 650 000 habitantes –. Con todo, que incluso la propia agrupación socialista de Huarte admitiera investir a López como alcaldesa era una irresponsabilidad de cara a los pactos posteriores. ¿Cómo se puede gobernar con una sola representante?

La situación de ahora es novedosa: a raíz de la configuración del nuevo gobierno navarro, López dimite para asumir el cargo de Consejera de Interior. Algunos medios ya han difundido que se trata de una moneda de cambio por el “apoyo” de Bildu a Chivite – no ha habido en ningún caso tal apoyo –. En todo caso, y vista la lluvia de improperios que les han llovido a los socialistas en Navarra y España por formar un gobierno alternativo a la Na+, es evidente que el PSN seguirá su estrategia local: no votar a Bildu bajo ningún concepto, y formar gobiernos alternativos a Na+ con las izquierdas o Geroa Bai, cuyo único concejal huartearra ya ha anunciado que votará a Arruiz, con quien suma seis ediles (los mismos que GIH y Na+). Siendo como es GIH una lista independiente, el PSN no lo tendrá muy difícil para marcar el desempate. Y de paso será una buena oportunidad para lavarse la cara ante algunos medios de comunicación. En todo caso, una jugada mucho más lógica que la anterior. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GAUR

La Ley no cura

Texto publicado en Deia (3-X-19) Leer en medio original --